+34 654 930 565
contacto@karlagalvao.com

EFT

Las ventajas del EFT.
6 Mar 2017

¿Qué es el EFT?

/
Posted By
/
Comments0
/

EFT (TÉCNICAS PARA LA LIBERACIÓN EMOCIONAL)

Las EFT tienen el poder de limpiar las emociones negativas que están atrapadas en nuestro interior y bloquean el fluir de nuestra energía. Obviamente, las causas de los dolores físicos, las enfermedades e incluso los patrones repetitivos están conectadas con estas emociones atrapadas. Ellas están en los engramas de nuestras vidas.

El papel principal de las EFT es disolver cada emoción negativa que esté en nosotros y cambiar la percepción que tenemos sobre ella. De esta manera, veremos el conflicto desde un nuevo punto de vista y lo abordaremos de una nueva forma para liberarlo y propiciar su sanación.

 

Al igual que le prestamos mucha atención a nuestra salud física y a nuestra alimentación, ¿por qué no lo hacemos también con nuestras emociones? Las EFT nos abren los ojos ante un descubrimiento que logra el alivio de dolores, enfermedades y, sobre todo, problemas emocionales que nos abordan y que nos provocan un gran malestar.

 

La acupuntura y las EFT

Las EFT son una versión diferente de la acupuntura, donde se le da una especial importancia a la parte emocional. ¿Por qué decimos que es una versión distinta de esta técnica tan conocida? Porque, en este caso, no se utilizan agujas, sino las puntas de los dedos.

 

En las Técnicas para la Liberación Emocional se recoge la misma energía meridiana que se usa en la acupuntura para sanar a través de golpecitos que se dan en ciertos lugares estratégicos del cuerpo. A esto se le denomina tapping.

 

Tanto si estamos intentando abordar un problema traumático, como dolor o sufrimiento de algún tipo, los golpecitos se darán sobre la parte superior de la cabeza, cejas, ojos, nariz, clavícula, muñecas, bajo los brazos… Ahí es donde se encuentran esa energía meridiana que vamos a golpear al mismo tiempo que nos apoyamos en afirmaciones positivas que diremos en voz alta.

 

Algunos ejemplos de frases que señalan el problema que estamos intentando tratar pueden ser: “yo puedo hacer esto”, “quiero sentirme orgulloso y seguro de mí mismo”, “me merezco liberarme de este miedo”, “quiero premiarme liberándome de esta carga ahora”…

 

Los toquecitos en las partes estratégicas del cuerpo permitirán que sanemos esos lugares de nuestro cuerpo que nos están alertando de que algo va mal en nuestro interior, por lo que gracias a ellos y estas afirmaciones positivas, estaremos haciendo un trabajo por ambas partes: físico y emocional.

 

Recuperando el equilibrio interior

 

Si hay algo que podemos definir como felicidad es el equilibrio interior. Ese que está presente en todos los ámbitos de la vida, que nos hace sentir muy bien en consonancia y armonía con todo. Pero, cuando este bienestar se rompe o no conseguimos llegar a él, las EFT tendrán un papel protagonista en este momento.

 

Las EFT no solo nos van a ayudar a soltar ese sufrimiento que nos había estado sometiéndonos. Tampoco a motivarnos para saber cómo reducir el dolor cuando este aparezca, sino que las EFT nos permiten ser conscientes de aquellos conflictos que habitan en nosotros.

 

Los problemas no han aparecido de la nada. Muchos son frutos de creencias, de traumas, de emociones negativas no resueltas, de experiencias que no hemos sabido superar… Con esto, las EFT proporcionan las herramientas precisas para, en vez de amedrentarnos por todo esto, trascender por encima de todas estas dificultades y cambiarlas por otras opciones que vayan más en consonancia con lo que somos.

 

“Las EFT nos ayudan a eliminar cualquier malestar emocional que ha bloqueado nuestro sistema energético”.

 

Para que las EFT tengan el resultado deseado, en el momento de ponerlas en práctica debemos estar en el aquí y el ahora, centrado en el presente y dejar las preocupaciones y responsabilidades a un lado. También, es importante que las afirmaciones positivas que digamos en voz alta sean específicas e indiquen lo que queremos para abordar el problema.

 

Negar una emoción negativa que nos asola, por ejemplo envidia o rencor, no será nada positivo para las Técnicas de Liberación Emocional. Aquí no se pueden hacer trampas, es tu equilibrio y tu bienestar el que está en juego.

 

Ser conscientes de nuestros conflictos internos, aprender a perdonarnos, no juzgarnos y ser compasivos nos ayudará a que las Técnicas de Liberación Emocional (EFT) se conviertan en una de nuestras principales herramientas para poder vivir mejor.

 

Leave a Reply